lunes, 27 de abril de 2009

23

Y como siempre, siempre me puse a pensar demasiado, en todo, aunque después no diga casi nada (eso siempre dicen). También siempre imaginé mucho, con respecto a nada en relación a todo,; es que se puede estar inquieto pero a la vez desesperado por quedarse calmo.
Y me preocupé por muchísimas cosas, asuntos míos, de los demás, personas, amigos, queridos y hasta no queridos, siempre fue igual (al menos recuerdo).
Siempre me enamoré de cierto tipo de belleza que que no tenía ninguna comparación y a la vez, no resaltaba en nada. sigo maravillandome con ciertas cosas, con muchas cosas en realidad, pero nunca demasiadas; y hasta también podría a llegar a seguir siendo el que se queda mirando algo con cara de niño asombrado por nada en particular.

Todo siempre tuvo su única y definitiva dorma de suceder, siempre tiene su manera de pasar y realizar lo que es ahora y nada más (la maravilla del presente) y obviamente, y hasta está de más decirlo, que lo que sea va a ser de su única, definitiva (pero no final) y maravillosa forma de ser.
Si, ese total de definición como nada más puede suceder, como todo sucede, en su, aunque redundante, totalidad.


Y los números no importan, ni los días tampoco, la memoria no puede medirse con nada. Nadie puede.

Maravilloso y único, todo y todos, la vida, ahora.

3 comentarios:

Dreadlock. dijo...

Muy Bueno SJ.
te voy a seguir.
No sé si te imaginarás quien soy...

Fernando Rocchia dijo...

HERMOSO BLOG..PROMETO PASAR SEGUIDO

Nuestros Sueños dijo...

Muy Bueno mati :)